No saben ya qué hacer. Se hizo viral el vídeo de una supuesta enfermera que, con groseras formas, se enfrentaba a un policía. La supuesta enfermera tenía el propósito de trolear la manifestación del sábado 23 de mayo, y trataba de impedir el paso de los coches poniéndose delante de ellos.

El comportamiento grosero de esta joven hace pensar que no ha pasado en su vida siquiera por la puerta de una Facultad

Se ha sabido que actuaba junto a otra compañera vestida con menos acierto, puesto que combinaba un pijama de quirófano con una batalla de consulta, combinación que resulta posible, pero muy poco habitual. Ambas pretendían dejar constancia de que la manifestación no era bien vista por los sanitarios exhibiendo unos cartelitos con el lema “El fascismo es un virus” . Las formas resultaron de lo más desacertadas, principalmente porque el virus se llama Covid-19, y contagiaba muchísimo el 8-M, aunque entonces el lema de los cartelitos dijera que mataba más la violencia machista. ¡Ha matado a tanta gente la falta de previsión del Gobierno con respecto al material sanitario!

Lo típico de la izquierda descerebrada: comportamiento agresivo, incapacidad de permitir las libertades ajenas, provocación a la Policía y manipulación.

No se ha podido averiguar la procedencia de los uniformes sanitarios, pero como el comportamiento de estas jóvenes da a entender que no han pasado en su vida, ni de lejos, por la puerta de una Facultad, no cabe duda de que la vulgaridad debían traerla ya de casa

Foto de una de las chicas que se ha hecho viral