Tener una buena formación es bastante importante para el futuro de los jóvenes hoy día. Los estudios suelen ser poco atrayentes para nosotros, y puede ser por muchos factores:

La forma que tienen los profesores en impartir sus correspondientes asignaturas influye en la atención que el alumno presente hacia la explicación. Son más atractivas las materias en las que el docente cuenta con la participación de los estudiantes, ya que sabe captar la atención de éstos y hace las clases más dinámicas y llevaderas.

Pero cada forma de proporcionar las explicaciones va definida con la personalidad del profesor. Frecuentemente una actitud negativa del alumno también puede producir una mala disposición del profesor y hacer el ambiente de la clase algo más frío, por lo que es conveniente que se facilite la convivencia en el aula por parte tanto de los jóvenes como la de los adultos por el bien común, ya que, de lo contrario, se haría soporífera la sesión o clase concreta.

También es muy común que debido a las distracciones que tenemos -tanto en clase como a la hora de estudiar en casa por la tarde- pueda ser más tedioso el plan de estudio, por lo que sería un atraso y afectaría a la concentración del alumno.
El móvil es muy perjudicial en este tipo de casos debido a que, aparte de desviar nuestra concentración, nos incita a seguir usándolo, ya sea para estar utilizando las redes sociales, o ya sea para jugar con cualquier aplicación que se disponga en el dispositivo. También puede afectar al sueño o a la vista y al rendimiento por lo que pueda provocar que al estudiante se le dificulte la concentración del día siguiente, por lo que es aconsejable que nosotros mismos sepamos establecer nuestro propio horario para usar el móvil y saber administrar nuestro tiempo libre para llevar a cabo un buen cuadrante de estudio.

Cada individuo tiene sus propias dificultades en distintas asignaturas, esto interviene de forma que, en una clase de colegio o instituto en la que las materias se imparten para un grupo, se lleve a cabo el hecho de que un alumno se pierda en la explicación por cualquier motivo, se atrasa en el conocimiento y la teoría que estén dando, es equivalente en el caso de que falte alguien por enfermedad o razón justificada.
Este conocimiento se podría atajar si el profesor de la clase tuviera más en cuenta cada situación, y ya que es muy difícil ir alumno por alumno en una sola hora, se podría solucionar yendo a clases particulares, o en caso de dificultades económicas, ser autosuficiente y buscar vídeos explicativos por YouTube para poder sacar el curso adelante.

En conclusión, es fundamental ser responsable de las tareas y lo más básico es llevarlo todo al día para tener un curso próspero ya que estamos en años primordiales de nuestro aprendizaje.